Preocupación por un contingente que regresó a la Argentina por el Puente Artigas: Dos presentaron un cuadro febril

Aproximadamente a las 19.30 de este viernes, un grupo de ciudadanos de nacionalidad argentina cruzó por el puente internacional de regreso a su país. Todo legal, considerando que el cierre de fronteras que dispuso el gobierno de Alberto Fernández contempla que quienes estén en el exterior puedan volver a su patria.

Pero lo que llamó la atención y despertó cierta preocupación es que bajaron de un ómnibus contratado en el Área del Control Integrado y quedaron deambulando libremente, haciendo visitas al Free Shop y utilizando los baños sin llevar tapabocas o guantes, relata el diario El Telégrafo de Paysandú.

El contingente había llegado a Uruguay a través del aeropuerto de Carrasco en un vuelo comercial proveniente de Colombia, al cual no se le permitió aterrizar en Ezeiza (Buenos Aires). Debido a que les era imposible llegar a Argentina por vía aérea o fluvial (Buquebus suspendió actividades), contrataron un ómnibus carretero que los trajo desde Carrasco directo a Paysandú.

Al llegar al puente internacional General Artigas, el personal de la Dirección Nacional de Paso de Frontera no había sido notificado de la situación particular de estos pasajeros, por lo cual quedaron en libertad de movimiento dentro del Área de Control Integrado de la cabecera uruguaya del puente, mientras esperaban ser recogidos por un ómnibus argentino.

Desde las 17.30 a las 19.30 aproximadamente, los turistas permanecieron en la zona de migraciones hasta que se hizo presente personal de Gendarmería que –equipados con protección adecuada– les hicieron controles de temperatura. Dos personas presentaron un cuadro febril, por lo que fueron trasladados en ambulancias hacia Colón.

Autoridades consultadas informaron que esta situación no viola ningún procedimiento, puesto que Argentina permite ingresar a sus ciudadanos libremente por esta vía internacional. En tanto, no existe un protocolo claro sobre los pasajeros que ingresan al Uruguay desde Carrasco, por lo que nada les prohíbe viajar en ómnibus a cualquier punto del vecino país o –como en este caso– llegar hasta la cabecera del puente.

Por otra parte, del lado uruguayo no se prohíbe la salida del país a ningún ciudadano, ya sea uruguayo o extranjero; la limitación es sólo para quienes ingresan, que para poder hacerlo deben ser uruguayos.

La preocupación es que nadie cumplió con medidas sanitarias mientras aguardaban ser recogidos por el ómnibus argentino y que dos personas hayan presentado síntomas similares al coronavirus, estando además en contacto con empleados de distintas áreas del puente y del Free Shop.

Por su parte, desde el Free Shop se indicó que el personal que estaba trabajando al momento del ingreso del contingente estará atento a posibles síntomas que puedan surgir. Anoche, gran parte del contingente se encontraba alojado en una estación de servicio en obra, ubicado al acceso de la ciudad de Colón, a la espera de ser trasladados.

 

(Elentrerios.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.