Bel reclamó el esclarecimiento de los ataques a silo bolsas en campos entrerrianos

El dirigente de Federación Agraria Argentina (FAA) Delegación Entre Ríos, Alfredo Bel, repudió la reiteración de ataques contra silo bolsas en los campos de Entre Ríos y de toda la región, y reclamó el repudio de los gobernantes y el esclarecimiento de los hechos.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Bel marcó “la sorpresa y preocupación generalizada de todo el sector por estos hechos” y marcó que “esto empezó en algunos puntos del país donde se podía insinuar alguna situación de alguna zona donde algún grupo con algún tipo de simpatía ideológica e incluso pensamos que podía ser –en algunos casos- por problemas entre vecinos, de arrendamiento de campos, pero de la forma en que se está dando a esta altura es preocupante”.

Al respecto, comentó que “ayer hubo una manifestación de 40 entidades de todo el complejo a nivel nacional solidarizándose con los productores y pidiéndole esclarecimiento a las autoridades, porque en esto tiene que bajar una línea el presidente Alberto Fernández y en la provincia el gobernador Gustavo Bordet, porque si son un grupito que tiene alguna orientación ideológica planteada para hacerle daño al sector o planteando al productor como un avaro, hay que hacer algo”.

Explicó que “el primer punto del silo bolsa es la concentración en la época de cosecha, ya que a veces es muy cortito el umbral para cosechar, no hay caminos y a veces no hay camiones para trasladar los granos, y el silo bolsa es un invento argentino que ha revolucionado la cosecha porque permite guardar en el propio campo, sin necesidad de grandes inversiones, y luego trasladar ese grano. El silo bolsa ha sido una herramienta genial que le ha salvado las papas al productor y al país por la falta de infraestructura que tenemos en Argentina”.

Confirmó que “ayer en Federal rompieron seis silo bolsas” y mencionó que “en el Partido de Rojas encontraron que fueron unos chicos de entre 12 y 14 años, que en un acto de picardía habían roto los silo bolsas, pero esto de Federal ya es mucho, es para sospechar que atrás hay algún tipo de acción para amedrentar, generar malestar y preocupación”.

Ante ello, planteó que “hay que salir a plantear este repudio, y exigirle a las autoridades. Acá Bordet tiene que salir claramente a repudiar estas cosas porque no tienen explicación, y por lo menos esclarecerlas”.

El dirigente explicó además que “la bolsa es un plástico que al estar roto, por las condiciones climáticas, el cereal se deteriora, se pudre; si el productor lo ve a tiempo se recupera pero a veces no se puede o se deteriora la mercadería”. Puntualizó que “una bolsa contiene unos cuantos camiones, depende del tipo de producto que sea, pero hoy un camión de soja lleva 30 toneladas lo que significa entre 300.000 y 400.000 pesos, con lo cual sin dudas es un impacto económico”.

Apuntó que “en Gualeguaychú se radicó la denuncia, participó Abigeato y la Dirección de Prevención Rural estuvo presente haciendo las actuaciones del caso” aunque dijo desconocer si el productor de Federal, que vive en Seguí, pudo hacer la denuncia porque el ataque fue ayer.

Reiteró que estos hechos “resultan extraños” porque “Entre Ríos nunca fue una provincia de tener problemas de este tipo, siempre hubo una paz social, tenemos diálogo con todo el mundo y no hay una animosidad de ningún grupo que pueda decir ‘salgan a cagar a la gente del sector agropecuario’, por el contrario tenemos diálogo con los sectores sociales, con los sectores sindicales, con la Iglesia, tratando de ayudar en este tiempo de pandemia y cuarentena, de intercambiar iniciativas y propuestas”. “Es muy extraño y muy preocupante porque si a nivel nacional se generaliza, ya tenemos 30 casos en el país, y ya en la provincia –que era un lugar tranquilo- hubo tres, y es preocupante”, definió.

Afirmó que no hubo en la provincia otros episodios violentos y refirió que “la zona caliente siempre fue la citrícola que ha tenido con distintos niveles de intermitencia dificultades por robos comando en las quintas o las chacras, pero últimamente no hubo ninguna situación que lamentar”.

Consultado por la relación con el gobierno provincia, Bel sostuvo que desde el sector “hay diálogo con el ministro (de Producción, Juan José) Bahillo y hay una buena relación”. “Hemos tenido reuniones y tenemos una agenda de trabajo con el ministro, a la que lamentablemente tenemos que incorporarle este tema. El ministro nos presentó tres iniciativas que tienen para llevar adelante en el tema agrícola, ganadero y de trabajo en grupos de productores; se está trabajando en la mesa de prácticas agropecuarias con el gobierno provincial; tenemos iniciativas ligadas a la sanidad animal; y hay un diálogo permanente y reuniones constantes y contactos telefónicos para seguir con la agenda. De todos modos, el ministro con todas las áreas que tiene a su cargo a estado muy abocado en el tema de la pandemia y es entendible”, apuntó.

El caso Vicentin

Por otra parte, respecto de la situación de Vicentin y la intención del gobierno nacional de intervenir y expropiar la  empresa, Bel consideró que “se ha llevado un poco de racionalidad al tema; acá tiene que darse vía a la cuestión jurídica con el concurso y desde Federación Agraria propiciamos que toda opción que se trabaje sea con el movimiento cooperativo”.

Recordó que “el 65% de la deuda es con los bancos y la mayoría son extranjeros,  si el Estado nacional expropia tendrá que indemnizar a los bancos extranjeros en más de 500 millones de dólares”. “La realidad es que los que tienen la llave para decidir el futuro de Vicentin en el concurso o si el gobierno plantea la intervención y la estatización, van a ser los bancos extranjeros; ni siquiera el Banco Nación, que es marginal en el porcentaje de deuda”, sentenció.

En este contexto, opinó que “hubo una racionalización a partir de la participación del gobernador (Omar) Perotti y esperamos que él pueda seguir en esa instancia, dentro del Juzgado de Reconquista, buscando la solución”. “Hay varias opciones pero siempre dentro del mecanismo planteado dentro del concurso y que ellos puedan ir trabajando y buscando preservar la empresa, las fuentes de trabajo y la herramienta que representa para los productores tener una empresa más que compita en el sistema”, apuntó.

De todos modos, aclaró que “no existe la posibilidad de que sea una empresa testigo, no sirve para la seguridad alimentaria, son todas cosas que no tienen ningún asidero para la discusión que se está dando”.

 

 

 

(Análisis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *