Se estrelló un avión sanitario: un médico y una enfermera perdieron la vida

A última hora de la noche del martes, un avión sanitario se estrelló llegando al aeropuerto de la ciudad de Esquel, en la provincia de Chubut. La nave arribaba con cuatro tripulantes: un médico y una enfermera murieron, mientras que el piloto y el copiloto se encuentran internados, uno de ellos en estado crítico.

El avión partió a las 20 desde San Fernando para buscar a una paciente que debía ser trasladada de urgencia a Buenos Aires, pero se precipitó antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Brigadier General Antonio Parodi, cerca de las 11 de la noche. Bomberos de Esquel confirmaron que cinco dotaciones trabajaron en el lugar tras la explosión que se provocó por el impacto.

Sergio Cardozo, director del Hospital de la localidad chubutense, confirmó que el personal médico murió, mientras que los pilotos fueron los únicos sobrevivientes. “Uno de ellos tiene el 50% del cuerpo quemado, fracturas de columna cervical y dos vértebras, traumatismo de tórax, fractura en el esternón, contusión pulmonar y hematomas al nivel del intestino. Actualmente está en el quirófano, en estado crítico”, informó a la radio Playa Unión de Chubut (FM. 92.1).

En tanto, el otro paciente “está un poco más estable, tiene una fractura del esternón con una contusión pulmonar y mañana veremos cómo sigue», agregó Cardozo.

Si bien se desconocen las causas que generaron el accidente, a esas horas de la noche la visibilidad era escasa debido a la niebla. Pese a que el aeropuerto está habilitado para operar en horario nocturno y cuenta con todos los elementos necesarios para hacerlo, la visibilidad al momento del hecho estaba reducida a apenas 100 metros.

Según los medios locales, el vuelo había salido desde San Fernando para buscar una menor, que sería la hija de un afiliado del gremio de la televisión y que debía ser derivada de urgencia hacia Buenos Aires. La familia de la paciente se encontraba aguardando en una ambulancia para embarcar cuando se produjo la explosión.

Con respecto al estado de salud de la nena, el director del nosocomio manifestó que “está grave también, pero estable en nuestro hospital» y que se verá en las próximas horas «si puede venir otro avión y se la lleve”.

Por su parte, la Junta de Seguridad en el Transporte detalló que la aeronave era un Learjet 35, Matrícula LV-BXU.

El martes pasado, en el aeropuerto de San Fernando tuvo lugar un accidente que casi termina en tragedia. Un avión sanitario que estaba listo para ser utilizado en medio de la pandemia de coronavirus explotó segundos después de que un operario le cargara oxígeno. Pese a que el hecho está siendo investigado, el propietario de la nave cree que se trató de un sabotaje.

“Me llama la atención porque por el oxígeno propio no revienta. Si se pasa de presión, el tubo tiene una válvula de alivio. Hace tres meses había sido inspeccionado y tenía la documentación que corresponde. Esta explosión se produce por grasa y la manguera previamente no tenía porque habíamos cargado oxígeno en otro avión. En función de eso se abrió una investigación en un juzgado de San Isidro», argumentó Héctor Gerk, dueño del avión.

Anteriormente, en el marco de la cuarentena obligatoria y el cierre de fronteras a raíz del coronavirus, el aeropuerto de Esquel se vio con actividad este martes por la tarde debido al arribo de 162 personas que se encontraban varadas en distintas partes del país: 92 tienen domicilio en dicha ciudad, mientras que los restantes son oriundos de localidades cercanas. En tanto, se posibilitó el retorno de 80 personas que partieron ayer desde Esquel hacia Buenos Aires.

 

(Elentrerios)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *