Por la bajante del río Uruguay trabajan sólo dos de las 12 turbinas de Salto Grande

Las lluvias que se registraron en las últimas horas y las anunciadas a futuro no serían suficientes para poner fin a la bajante en el río Uruguay, ya que la insuficiencia hídrica viene desde la cuenca alta.

Los técnicos uruguayos de la represa de Salto Grande no son optimistas en cuanto a una rápida recuperación del caudal.

El ingeniero Gonzalo Sapriza, dijo que esta situación obedece a las bajas precipitaciones “de los meses de marzo y abril” y que este mes “es el peor (registro de) abril desde que está la represa”.

Hace más de un mes que el río Uruguay tiene un caudal que promedia los 600 metros cúbicos por segundo que llegan a Salto Grande, y por ello de las 12 turbinas habilitadas para producir energía, están trabajando solamente dos.

Sapriza indicó que la represa cuenta con reservas ya que “el lago está en 32,5 metros lo que permite cumplir con la generación eléctrica para los dos países (Uruguay y Argentina) en estas condiciones de estiaje severo”.

La disponibilidad de energía eléctrica en Uruguay “no corre riesgos, porque está muy diversificada con energía eólica, solar y térmica, y es un sistema interconectado con Argentina y Brasil, por lo que si hubiera déficit de energía puede importarse” de cualquiera de esos países.

 

(Análisis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *