Frigerio instó a Fernández “a convocar expertos para amortiguar los efectos de la crisis”

El ex ministro del Interior del gobierno de Mauricio Macri, Rogelio Frigerio, se pronunció -primero en una columna de opinión publicada en un medio nacional, y este martes en una entrevista radial- a favor de que el presidente Alberto Fernández convoque a expertos en economía, de todas las fuerzas políticas, para analizar cómo enfrentar la crisis ante la pandemia por el COVID-19. Por otro lado, se refirió sobre la posibilidad de coparticipar a los municipios los recursos que Nación envíe a la provincia.

“Lo que dije es a título absolutamente personal, no tengo cargo público ni partidario. Hablo por mi experiencia en cargos relevantes en la función pública y hoy un ciudadano que ve con muchísima preocupación lo que está pasando; que ve que la política se está ocupando de la salud y hasta ahora muy poco de la economía. Y, siendo economista de profesión, sé que la cosa está muy complicada y va a estarlo aún más desde el punto de vista económico”, analizó en diálogo con el programa En el dos mil también (FM Nueva Litoral).

“Me parece muy importante, dada la complejidad de los temas, que distintas cabezas que provengan de distintos poderes y de distintas historias personales y con distintas experiencias se junten, las convoque el presidente, y puedan idear cómo amortiguar de la mejor manera los efectos de esta crisis tremenda que está ocurriendo, pero va a ocurrir aún con más fuerza en el futuro”, advirtió.

Consultado respecto a la posibilidad concreta de que el jefe de Estado realice esta convocatoria, observó: “Creo que el presidente por supuesto lo puede hacer solo, pero cuando uno pasa por la función pública en este país necesariamente debe hacerlo con una gran cuota de humildad, porque uno se enfrenta a la realidad de que es muy difícil de manejarlo, de que los problemas recurrentes de este país son difíciles de solucionar. En consecuencia, es obvio que ningún partido político por sí mismo puede hacer frente a los problemas que se repiten desde hace más de medio siglo”.

Y agregó: “Creo que así como el presidente convocó a una mesa de expertos en la salud, lo mismo tiene que hacer con el tema económico, que es igual de complejo y que afecta de manera casi similar a la vida de los argentinos. Y esto con la autocrítica que quizás nosotros, cuando tuvimos la oportunidad, no fuimos lo suficientemente generosos en la convocatoria de otros pensamientos para resolver los problemas, muchos de los que no pudimos tampoco resolver”.

“Desde esa experiencia y necesaria dosis de humildad que uno se lleva de la función pública es que hago este pedido de que el presidente convoque a todas las fuerzas políticas, y estoy seguro que la mayor parte de la oposición va a recibir gustosa la invitación, porque es lo que la gente está esperando de los dirigentes políticos, que se pongan a trabajar. Lo mismo espera de los diputados y senadores, que vayan y sesionen y resuelvan los problemas. Hay que saber leer lo que la sociedad esta pidiendo de los dirigentes políticos, que trabajen en conjunto, que dejen de lado las mezquindades y las cuestiones electorales en esta pandemia que genera tanto miedo. No puede ser que el Congreso esté debatiendo dos meses cómo va a sesionar”, reprochó.

En ese orden, ejemplificó: “Hay cosas urgentes como un régimen especial tributario para los monotributistas; hay necesidad urgente de eximir a los médicos del pago de ganancias por las horas extras que están obligados a hacer en la pandemia”.

Por otro lado, consultado sobre la decisión de cuatro diputados del interbloque que no acompañaron la interpelación a la ministra de Gobierno Rosario Romero, y una posible intervención suya, Frigerio lo negó, indicando: “Yo soy dialoguista, creo que la política es el diálogo y la búsqueda de consensos. Creo que lo del llamado a Legislatura local (de interpelar) a Romero va por otro carril. Yo me enteré de eso una vez que habían tomado esa decisión. De todas formas, la comparto, porque creo que uno no puede hacer un pedido de interpelación antes de un pedido de informes”. Aunque aclaró: “Pero no quiero mezclar. Tampoco creo que los espacios políticos tengan que ser homogéneos, creo en los matices, tener diferentes opiniones mientras se compartan las ideas básicas”.

Seguidamente, consultado sobre qué rol debería tener la oposición ante el actual gobierno, analizó: “Yo considero que, así como nosotros pedíamos una oposición constructiva, que garantizara la gobernabilidad, cuando estoy en la oposición no puedo ser parecido a lo que en ese momento rechacé, que era al que ponía palos en la rueda. Quiero ser la oposición más parecida a la que durante varios momentos de nuestro gobierno nos acompañó y permitió tener leyes que para nosotros eran muy importantes. Ese rol como opositor es que el creo que es el adecuado para ejercer en este momento, sobre todo tan complejo con esta pandemia que enfrentamos”.

También se refirió respecto a la polémica generada en torno a si corresponde o no la coparticipación de los fondos que la provincia reciba de Nación hacia los municipios, en el marco de la pandemia. En ese sentido, explicó su postura: “Por supuesto que los ATN son de la provincia, es lo que dice la ley. Lo que está claro es que en este momento donde los municipios asumen responsabilidades que muchas veces los gobiernos de niveles superiores dejan de asumir, necesitan más recursos. Y yo estoy seguro que todos los recursos extraordinarios que reciba la provincia, ya sea por ATN o por lo que se coparticipe a la provincia de la emisión monetaria, tiene que ser también repartido a los municipios de todos los espacios políticos, sin dudas”.

“Es cierto que no son coparticipables, pero tienen que ser repartidos, por lo menos en línea con la forma en que se reparten otros recursos que sí lo son”, insistió. Y consideró que, para evitar una posible discrecionalidad en el reparto, debería considerarse hacerlo “a través de la distribución de la coparticipación”.

Finalmente, retomando la situación económica y el día después de que se supere la pandemia, subrayó: “La situación es muy grave. Si proyectamos que la situación de cuarentena se extiende hasta mediado de año, el PBI va a caer de una manera similar a la crisis de 2001, pero la situación es más grave aún porque la caída de la actividad fue de manera paulatina en aquel momento, y acá se daría concentrada en muy pocos meses. Además de eso, el mundo ya no juega a favor, en aquel momento la soja estaba 600 dólares y el mundo crecía; hoy, la soja está a la mitad y el mundo también está pasando una crisis muy grave”.

Ante ese panorama, recalcó: “Con lo cual las proyecciones no son buenas, y por eso es muy importante que, a diferencia de todo lo que ha ocurrido en el pasado, esta vuelta sí haya una convocatoria a que todos los espacios políticos trabajen unidos para ver cómo hacemos para amortiguar el impacto de esta crisis, que va a ser muy grande. Acá no hay lugar para mezquindades o sacar una tajada partidaria o electoral”.

 

(Análisis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *